Abril 2020: Cómo se vive la crisis provocada por la pandemia del Cov 19 en América Latina

Abril 2020: Cómo se vive la crisis provocada por la pandemia del Cov 19 en América Latina

From PLADES Executive President and IFWEA Vice President, Giovanna Larco:

Los países de América Latina han respondido de manera distinta a la pandemia. Algunos países, como Brasil y México (las dos economías más grandes del continente) no han tomado medidas tempranas de aislamiento para no afectar la dinámica económica. Otros, como Argentina, Colombia o Perú, por el contrario, han actuado tempranamente dictando medidas drásticas de distanciamiento social. Los resultados de estas dos estrategias diferenciadas ya se ven en los indicadores de avance de la pandemia, cuando Brasil resulta ser el país más afectado de la región y México le está siguiendo los pasos.

A pesar de las diferencias entre los países de América Latina, existen problemas estructurales que hacen más difícil enfrentar la emergencia sanitaria. En primer lugar, las carencias de los sistemas de salud. Durante décadas, la mayoría de países ha reducido los presupuestos para la salud pública y/o privatizado sus servicios. Ahora las brechas de atención se manifiestan, y no es posible resolver en 30 o 60 días, los déficit en infraestructura sanitaria que se han venido arrastrando en los últimos años. Por ejemplo, el Perú, con 30 millones de habitantes, tenía solo 240 respiradores al inicio de la emergencia. Aunque ahora ha duplicado ese número, se requerirán al menos 1,000 respiradores para hacer frente a Cov-19.

Más allá de los temas sanitarios, en todos los casos, las medidas para enfrentar la pandemia están afectando seriamente el empleo. Así como está ocurriendo en casi en todos los países del mundo, sectores productivos, de servicios y del comercio se han detenido, provocando una reducción drástica de los empleos y una caída en las condiciones laborales.  Aunque todos los países están dictando medidas paliativas, los alcances de estas acciones son limitados. Algunos países han sido más firmes en impedir los despidos y garantizar los salarios (como Argentina por ejemplo), otros solo están dando algunos apoyos para las remuneraciones (caso Chile o Colombia). Sin embargo, a los trabajadores de la economía informal, no les llegan muchas de estos apoyos, lo que los convierte en grupos muy vulnerables. Es el caso por ejemplo de las trabajadoras del hogar, que o han perdido su trabajo, o de las vendedoras ambulantes que tienen prohibido salir a trabajar. Cómo va a hacer cuarentena una familia que si no trabaja un día, no tiene con qué comprar alimentos al día siguiente? Este es uno de los dilemas más importantes que no se logra resolver en la mayoría de países de América Latina.

La mayoría de sindicatos, que son de trabajadores de la economía formal, están actuando sin descanso para reducir los impactos en las condiciones laborales. En cada país y a nivel regional, los sindicatos están presionando para lograr al menos los siguientes puntos: a) prohibir los despidos de trabajadores, 2) fomentar el diálogo para que, en caso de ser necesario, se acuerde con los trabajadores reducciones de salarios o de jornadas, 3) que los gobiernos implementen acciones que lleguen a todos los trabajadores de la economía informal, 4) que las acciones de apoyo a las empresas se concentren en apoyar las pequeñas y micro empresas que son las más vulnerables y las que generan más empleo, 5) que mejoren las medidas de salud y seguridad para todos los trabajadores. Las banderas de la solidaridad y de la defensa del empleo se convierten en las más importantes para que la lucha contra el Cov 19 no lleve a la pobreza a millones de trabajadores en nuestra región.